Crónica en las alturas 7. El Mal agudo de Montaña

El Mal Agudo de Montaña (MAM)

En términos generales, podemos decir que como consecuencia de la respuesta fisiológica aguda a la altitud, habitualmente se observan algunos síntomas como: insomnio, cefaleas, vértigo, apatía, falta de apetito, fatiga prematura durante los esfuerzos físicos, broncoespasmo, taquicardia, hipertensión arterial, etc… Este cortejo sintomático, se conoce como “Mal agudo de Montaña” (MAM)

Estos síntomas mejoran con la aclimatación gradual y no suelen tener complicaciones en altitudes moderadas (hasta los 6500 metros de altitud, donde se encuentan ubicados la mayoría de los campos II de los ochomiles) 

El MAM puede aparecer a las pocas horas (4-24 h) de exponerse a la altitud. A partir de los 2.500 m es frecuente. Se calcula que puede afectar al 30% de las personas expuestas bruscamente a 3.000 m y al 75% de las expuestas a 4.500 m.

En este sentido, hay que tener en cuenta que si se padece diabetes, asma y/o hipertensión arterial, bien controladas y con un estricto seguimiento médico, la exposición a la altitud  no está en sí misma contraindicada. Sin embargo, sí lo estará y de forma absoluta  si el deportista ha padecido enfermedades cardiovasculares en las que han existido alteraciones agudas vasculares (infarto de miocardio, angina de pecho, accidente cerebrovascular agudo, etc…….)

Cresta Cumbre Sur Everest

Cresta Cumbre Sur Everest

Existen dos formas graves de MAM que pueden producir la muerte y precisan una actuación urgente: El edema pulmonar de altitud (EPA) y el edema cerebral de altitud (ECA). Ambos producidos como consecuencia de las alteraciones de la permeabilidad de la membrana capilar inducidas por hipoxia. Suponen las principales causas de fallecimiento no traumático entre alpinistas. (1)  http://cdeporte.rediris.es/revista/revista7/respuesta.html 

Ambos casos son de urgencia extrema y es imperativo el descenso, disminuyendo entre un 10-15% la cota (600-1000 m) ya sea en forma de evacuación, o mediante cámara hiperbárica, o combinando ambos recursos, sumados a la administración de oxígeno artificial.

El MAM aparece más frecuentemente en individuos jóvenes, probablemente por ser el mayor grupo de población que se expone a este riesgo, y en niños. Afecta por igual a mujeres y a hombres, y se cree que la susceptibilidad de sufrirlo tiende a disminuir con la edad, aunque no existen estudios concluyentes.

Esta susceptibilidad es individual y no está relacionada con el tabaquismo, el asma, el entrenamiento físico o el consumo máximo de oxígeno (índice de entrenamiento aeróbico). Es cierto que suele haber una mejor aclimatación en cada nueva ascensión, aunque transcurran varios meses, denominándose a este fenómeno “memoria de la aclimatación”.

Por lo tanto, la única prevención posible para no padecer el MAM es la aclimatación

 Cima Sur del Everest

Cima Sur del Everest

En la siguiente entrada leeremos la última crónica de Miguel y veremos y hablaremos de los “fantasmas de la Montaña”

Ya queda poco….estamos llegando al final. Hasta entonces, como siempre…¡Buen entreno!

Blog Ex Notitia Victoria por Raquel Blasco Redondo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivadas 3.0 Unported

Ah…os dejo unas referencias bibliográficas por si os interesan: 

 (1)- SPRINGER, C.; BARSTOW, T.; WASSERMAN, K. & COOPER, D. (1991) “Oxygen uptake and heart rate responses during hypoxic exercise in childrens and adults”, Medicine and Science in sport and exercise, 23, 71-79 http://cdeporte.rediris.es/revista/revista7/respuesta.html

Acerca de Raquel Blasco Blog

Doctora en Medicina. Internista de profesión y vocación. Trabajo con y para la salud del deportista.Profesora en Ciencias de la Salud. Avalada por el Consejo Superior de Deportes para la lucha antidopaje. Últimamente en la red 2.0 divulgando en Salud, actividad física, deporte, rendimiento físico, etc.. A la búsqueda siempre de un objetivo: la salud a través de la actividad física y si se puede....mejorar el rendimiento deportivo. Un lema: Ex notitia victoria - Saber para vencer. Cuanto más conozcamos, más posibilidades tenemos de mantener nuestra salud. También me podéis encontrar en Twitter @RaquelBlascoR y en el Blog http://blogentrenamientoynutricion.com/ Es importante que aprendamos juntos y lo vamos a hacer.
Esta entrada fue publicada en Aclimatación a la altura, fisiología del esfuerzo, Hipoxia, Mal agudo de montaña y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Crónica en las alturas 7. El Mal agudo de Montaña

  1. Pingback: HISTORIAS EN LA CIMA DEL MUNDO | Raquel Blasco Blog Ex notitia victoria-Saber para vencer

  2. Sergio dijo:

    Hola! Buscando información sobre el mal de montaña he llegado a tu blog.
    Realizando un trekking hará un par de años, sufrí un edema pulmonar de altura estando a 4500m. Por suerte nos dimos cuenta y bajamos de altitud rápidamente, pero aun así tuve que ser hospitalizado y tuvieron que ponerme oxígeno durante un par de días. Era la primera vez que estaba a tanta altura y la verdad es que no hicimos ni un sólo día de aclimatación.
    El caso es que he leído que si una persona sufre un edema pulmonar de altura es mucho más probable que le vuelva a ocurrir. A mi me gustaría volver a intentarlo, por supuesto realizando una correcta aclimatación, y dando mucha más importancia a los primeros síntomas, ya que ahora ya los conozco. Aun aclimatando y ascendiendo lentamente, es posible que me vuelva a ocurrir? Es aconsejable tomar alguna medicación para prevenirlo?
    Muchas gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s