Crónica en las alturas 9. Toda una epopeya. Aclimatación versus desgaste en la altitud

Aclimatación hacia el aclimatamiento o hacia el desgaste en la altitud

Hemos estado viendo a lo largo de casi un mes cómo un deportista se va aclimatando a la hipoxia progresiva que supone la altitud.

Las vías de ascenso de las montañas más altas de nuestro planeta tienen en cuenta estas fases imprescindibles de aclimatación progresiva y el Chomolungma o “Reina del Universo” no podía ser menos. Sus dos principales rutas de escalada, la vía del Collado Sur y la del Collado Norte cuentan con esos hitos que la convierten en el ejemplo ideal de la ascensión en “Dientes de Sierra” 

La aclimatación no es optativa, es absolutamente imprescindible, lo que significa que los días de reposo y la actitud pausada hasta conseguir la adaptación a cada cota de altura también lo son. Es adecuado que conozcamos una serie de premisas básicas:

1- Campos base. Objetivo: Mantenerse lo suficientemente alto como para que el cuerpo estimule correctamente sus mecanismos de defensa para la aclimatación. Importante para elegir la altitud de un campo base a una cota un 30% más baja que la altitud última que se quiera alcanzar (Para una cumbre en torno a 7.000 m., campo base ideal entre 4.800 y 5.200 m, en el caso de una cumbre de 6.000 m, el campo ideal estaría entre los 4.200 y 4.500 m)

Monasterio de Tengboche.  3.867 (msnm) Inicio de ruta

Monasterio de Tengboche. 3.867 (msnm) Inicio de ruta

En el caso del Everest, la ruta de ascenso suroeste o  por el Collado Sur comienza con una aproximación al Campo Base, situado a una altitud de 5.380 msnm, en la zona sur del Everest, en Nepal. La expedición suele viajar a Lukla (2860 msnm) desde  Katmandú  y atraviesa por Namche Bazaar , situada a 3440 msnm y considerada la puerta del Himalaya  Los escaladores caminan, a continuación, hasta el Campo Base, lo que requiere entre 6 y 8 días

2-Trakking de aproximación. Aclimatación progresiva  No ascender demasiado rápido por encima de 3.500 m.: media de 400-500 m./noche para una actividad de más de tres días ascendiendo; o no más de 700 m. para un día si el siguiente va a ser menos exigente.

3- Evolución de la aproximación No es tan importante el punto más alto alcanzado durante la jornada como la altitud a la que bajaremos a descansar al final de la misma. En situaciones superiores a 3.500 m, se recomienda dormir a no más de 300/350 m por encima de la altura donde se pasó la noche anterior, aunque de día se alcancen cotas más altas. La hipoxia empeora durante la noche, dado que disminuye la ventilación por la disminución del volumen corriente y la menor frecuencia respiratoria. Por tanto, interesa ascender de día para estimular la aclimatación y dormir en cotas más bajas. “Escalar alto y dormir bajo”

Los escaladores suelen pasar un par de días en el Campo Base, aclimatándose a la altitud. Durante este tiempo, los sherpas de la expedición y los escaladores pondrán cuerdas y escaleras en la Cascada de Hielo del Glaciar Khumbu. Grietas y bloques de hielo inestables hacen de la cascada de hielo uno de los tramos más peligrosos en la ruta. Muchos escaladores y sherpas han muerto en este tramo. Para reducir el peligro, la escalada suele comenzar antes del amanecer, cuando las bajas temperaturas mantienen fijos los bloques de hielo. Por encima del glaciar se encuentra el Campo Base I o Campo Base Avanzado, a una altitud de 6.065 msnm 

 Cordada en la Cascada de Hielo  del Glaciar Khumbu

Cordada en la Cascada de Hielo del Glaciar Khumbu

4- Para los no muy iniciados, muy prudentes o cuando las condiciones no son excelentes: Ascensión en “Diente de sierra”  El tradicional sistema de ascensión en “diente de sierra” favorece la aclimatación si no se acompaña de esfuerzos excesivos y sí de períodos de reposo en el campo base, tras estancias de más de una noche sobre los 7.000 m. o de más de dos sobre los 6.500 m.

5- Para los aclimatados previamente o muy experimentados. y en condiciones climatológicas excelentes: “Dar el tirón” El perfil de ascensión basado en “dar el tirón”, es decir, intentar la cumbre desde un punto más bajo del normal y luego descender a dormir lo más bajo posible, reduce el período de aclimatación inicial y el número de noches en altitud en beneficio de la fase de aclimatamiento, pero comporta altos riesgos y sólo es recomendable para alpinistas muy experimentados en altitud, que ya utilizaron el sistema “dientes de sierra” y que normalmente han pasado, justo antes de empezar la expedición, al menos dos o tres semanas por encima de 4.000 m. sin hacer nada especial.

Tanto si se hace paulatinamente con si se “da el tirón”, la ruta de ascenso  desde el Campo I, debe atravesar  el Cwm Occidental hasta la pared en la base del Lhotse (8.516 msnm), donde se establece el Campo II, a 6.500 msnm de altitud. El Cwm occidental es un valle glacial que va ascendiendo ligeramente, pero marcado por grandes grietas transversales hacia la mitad del valle, que impiden el acceso directo a las cotas altas del valle. El Cwm Occidental es también llamado el “Valle del Silencio”, pues su topografía cerrada reduce el viento en la ruta. La gran altitud y un día claro y sin viento pueden hacer que el Valle del Silencio sea insoportablemente caluroso para los escaladores.

Si en todas las fases de ascenso ha sido importante prestar atención a la hidratación…aquí es un requisito VITAL!

 “Esquina del Nuptse” en el El valle del Silencio.

“Esquina del Nuptse” en el El valle del Silencio.

Acabamos aquí la fase inicial  o fase de aclimatación a partir de aquí nuestra estrategia de ascenso va a marcar hacia donde nos vamos a dirigir: Hacia el aclimatamiento…..o hacia el desgaste??

Lo veremos en la próxima, última y definitiva entrada, que os aseguro va a ser antes de 2 días. Hasta entonces como siempre: ¡Buen entreno!!

Blog Ex Notitia Victoria por Raquel Blasco Redondo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivadas 3.0 Unported.

Acerca de Raquel Blasco Blog

Doctora en Medicina. Internista de profesión y vocación. Trabajo con y para la salud del deportista.Profesora en Ciencias de la Salud. Avalada por el Consejo Superior de Deportes para la lucha antidopaje. Últimamente en la red 2.0 divulgando en Salud, actividad física, deporte, rendimiento físico, etc.. A la búsqueda siempre de un objetivo: la salud a través de la actividad física y si se puede....mejorar el rendimiento deportivo. Un lema: Ex notitia victoria - Saber para vencer. Cuanto más conozcamos, más posibilidades tenemos de mantener nuestra salud. También me podéis encontrar en Twitter @RaquelBlascoR y en el Blog http://blogentrenamientoynutricion.com/ Es importante que aprendamos juntos y lo vamos a hacer.
Esta entrada fue publicada en Aclimatación a la altura, Entrenamiento en altura, fisiología del esfuerzo, Hidratación, Hipoxia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Crónica en las alturas 9. Toda una epopeya. Aclimatación versus desgaste en la altitud

  1. Pingback: HISTORIAS EN LA CIMA DEL MUNDO | Raquel Blasco Blog Ex notitia victoria-Saber para vencer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s