Reposición de fluidos en situaciones térmicas extremas. Parte 1. Factores que influencian la reposición de fluidos

Reposición de fluidos en situaciones térmicas extremas. Parte 1.

Factores que influencian la reposición de fluidos

Hola a todos. Hemos dedicado en este blog 6 entradas a los devastadores efectos de las modificaciones térmicas durante la actividad física y en cómo prevenirlas o al menos, minimizar sus efectos

En esta entrada y las siguientes, por fin llegamos a la reposición hidroelectrolítica en situaciones de estrés térmico

Permitidme repasar con vosotros algunos conceptos:

¿Cuáles son los factores que influencian la reposición de fluidos?

En general podemos decir que son tres los factores que influencian notablemente la reposición de fluidos e iones durante la realización de ejercicio físico en situaciones térmicas extremas:

I. Entrenamiento a la hidratación.

II. Tasa de vaciamiento digestivo

III. Composición de la bebida

1.factores influencian reposición

I. Entrenamiento a la hidratación

Decíamos ya en la entrada de deshidratación que durante el ejercicio prolongado realizado en condiciones térmicas extremas, los deportistas incurren en niveles de deshidratación bastante acusados debido principalmente a las grandes pérdidas de agua a través del sudor. https://raquelblascor.wordpress.com/2013/06/10/la-deshidratacion-el-mayor-limitante-al-rendimiento-deportivo/

Esta deshidratación progresiva causa alteraciones significativas de los sistemas cardiovascular, metabólico, termorregulador y endocrino, que a su vez pueden anticipar la aparición de la fatiga, ocasionar un golpe de calor o incluso causar la muerte. Más concretamente, la hipertermia, el aumento de la frecuencia cardíaca y la disminución del gasto cardíaco durante el ejercicio prolongado en el calor se correlacionan directamente con la magnitud de la deshidratación.

Muy importante: Estos efectos negativos de la deshidratación se manifiestan independientemente de la modalidad y de la intensidad del ejercicio. Con la ingestión de un volumen de líquido equivalente a las pérdidas de agua por la sudoración se previene la deshidratación y, por lo tanto, se evitan estas alteraciones funcionales.(1,2)

Conocemos hasta la saciedad que la sed no es un mecanismo de control primario, sino más bien una señal de alerta que surge cuando ya se ha perdido cierta cantidad de agua. La ingesta de agua ad libitum durante el ejercicio, da como resultado un remplazo incompleto de las pérdidas de agua corporal, así que a menos que se enfatice la hidratación forzada, ocurrirá cierta deshidratación durante el ejercicio en situaciones térmicas extremas

Desde un punto de vista estrictamente fisiológico, no cabe ninguna duda que el esquema más idóneo de reposición hídrica durante el ejercicio en el calor es aquél en el que se reponen completamente las pérdidas de agua provocadas por la sudoración (y, en eventos de larga duración, la excreción de orina). Sin embargo, desde un punto de vista competitivo, los atletas deben encontrar su régimen óptimo de reposición hídrica.

Los beneficios fisiológicos de una reposición hídrica completa posibilitan una mayor velocidad de carrera durante la última parte de la competición. Sin embargo, la ingesta de grandes volúmenes de fluidos puede obligar a reducir la velocidad de carrera y provocar trastornos gastrointestinales.

375026_10152839283305346_85200340_n

Para asegurar el máximo beneficio de la ingestión de grandes volúmenes de líquidos durante el ejercicio evitando sus desventajas, los deportistas deben entrenar su capacidad de hidratación, bebiendo durante sus entrenamientos, máxime si éstos se producen en la temporada de aclimatación a las situaciones de estrés térmico.

Enfatizando en este punto, debemos recordar que la hipohidratación causa los mismos efectos que la deshidratación progresiva durante el ejercicio, de modo que los deportistas deben ingerir líquidos con frecuencia, para asegurar un estado de euhidratación, previamente al inicio del ejercicio.

II. Tasa de vaciamiento digestivo e hidratación

El balance hídrico durante el ejercicio no siempre es posible debido a que las tasas de sudoración exceden las tasas máximas de vaciado gástrico, lo cual a su vez limita la absorción del fluido. Sin embargo, en la mayoría de los casos el ritmo de ingesta de fluidos durante el ejercicio puede hacerse en pequeñas cantidades que pueden ser vaciadas del estómago y absorbidas en el intestino.

El vaciado gástrico es maximizado cuando la cantidad de fluido en el estómago es alta. Sin embargo, esto se reduce:

2. balance hídrico

-Con los fluidos hipertónicos

-Cuando la concentración de carbohidratos es mayor o igual al 8%.

Pero aquellos fluidos que contengan del 4% al 8% de carbohidratos pueden ser vaciados con tasas de 1 L por hora cuando el volumen gástrico es mantenido por encima de los 600 mL (3)

Los líquidos con mayor contenido energético tienen tasas más lentas de vaciamiento gástrico. Este patrón es el mismo durante el ejercicio que el que se observa en reposo. El efecto negativo de un alto contenido energético sobre la tasa de vaciamiento gástrico es mucho mayor que el efecto de una alta osmolaridad. Atención por lo tanto a los geles con 50 o más gramos de Carbohidratos orales cuando estamos en máximo esfuerzo, pueden suponer un retraso importante en el vaciamiento gástrico, hay que diluir el contenido para evitar estos problemas

El ejercicio de alta intensidad puede retardar e incluso detener el vaciado gástrico, pero el ejercicio a intensidades alrededor de 70 a 75% VO2max tiene poco o ningún efecto sobre la tasa de vaciamiento gástrico.3. vaciamiento gástrico

La hipohidratación severa combinada con la hipertermia y el ejercicio intenso retarda el vaciado gástrico y aumentando así el riesgo de implazón gástrica, bazuqueo y posibles despeños diarreicos

La hipohidratación reduce la tasa de vaciado gástrico de los fluidos ingeridos durante el ejercicio físico realizado en situaciones de estrés térmico por lo tanto, comenzar la ingesta de fluidos durante las etapas tempranas de la actividad física que vaya a ser realizada a altas temperaturas, es importante no solo para minimizar la hipohidratación sino también para maximizar la biodisponibilidad de los fluidos ingeridos

III. Composición de la bebida

Para ser fisiológicamente eficaz, la fórmula de la bebida debe evitar (o al menos reducir al mínimo) las limitaciones impuestas por la ingesta voluntaria, el vaciamiento gástrico, y la absorción intestinal, al mismo tiempo que suministre fluido, carbohidratos y electrolitos en suficiente cantidad y con la suficiente rapidez como para provocar respuestas fisiológicas positivas que además beneficien el rendimiento. Lo vimos en una entrada pasada basado en el documento de consenso de Consenso de la FEMEDE sobre bebidas para el deportista. Composición y pautas de reposición de fluidos.(4)  

https://raquelblascor.wordpress.com/2013/06/24/reposicion-de-fluidos-en-relacion-con-el-esfuerzo-fisico-1a-parte/

El ejercicio realizado a temperaturas extremas aumenta las demandas de hidratos de carbono (CHO) hasta en un 76%. Esto unido al conocimiento de que el equilibrio de CHO y electrolitos mantienen baja la frecuencia cardíaca, así como también los niveles de lactato sanguíneo del cuerpo, obligan a reponerlos de manera constante durante el proceso de hidratación.

4. composición de la bebida

La eficacia de la bebida en situaciones de estrés térmico está determinada en gran medida por la cantidad y el tipo de carbohidratos. Además de conferirle el nivel de dulzura que mejora la palatabilidad, los carbohidratos juegan otros papeles importantes. Si se usan los carbohidratos apropiados en la cantidad correcta, el efecto sobre el vaciamiento gástrico es mínimo pero se estimula intensamente la absorción de agua y electrolitos en el intestino delgado. Estas bebidas deben tener una mezcla de carbohidratos (p.ej., combinación de sacarosa, glucosa y fructosa) con una concentración de alrededor de 60-70 g/L (esto es, en torno a un 6-7%)

A partir de los 37ºC de temperatura en ambiente seco o de los 29ºC en clima húmedo, el sujeto presenta dificultades fisiológicas de adaptación al esfuerzo y el mantenimiento de una actividad física prolongada provoca una disminución del rendimiento y unos requerimientos superiores tanto en agua como en electrolitos, incluso en individuos aclimatados. En estas situaciones de estrés térmico la pérdida de electrolitos, tanto por el sudor como por la orina, es superior en casi un 30% (5)

293024_10152839274200346_26777767_n

Los electrolitos juegan un papel clave al mantener la ingesta de fluidos y promover la hidratación. Esta ingesta se llevará cabo suplementando con una pequeña cantidad de cloruro de sodio. La absorción de sal hacia el flujo sanguíneo previene la caída temprana de la osmolaridad del plasma por debajo del umbral de la sed, de manera que ayuda a mantener el deseo de beber. Las bebidas deberán por tanto tener entre 110 y 125 mgrs de sodio por cada 250ml

Por otro lado, ocasionalmente las condiciones medioambientales a veces no se conocen del todo hasta el mismo día de la competición, por ello, es adecuado que el deportista lleve consigo una amplia variedad de productos para prepararse bebidas con mayor (geles, colas) y menor concentración (bebidas con 4-5% de carbohidratos) e irse autoadministrando los fluidos acorde sus necesidades.

Por último, es muy importante tener en cuenta que existen condiciones medioambientales caracterizadas por alta temperatura y humedad, junto a velocidad del aire escasa o inexistente, en las que no es posible, incluso para sujetos entrenados y aclimatados al calor, mantener un nivel constante de las funciones corporales a pesar de estar bien hidratados. En tales condiciones, en las que la tasa de evaporación necesaria para mantener un equilibrio térmico excede la máxima capacidad de evaporación del entorno, se produce un incremento rápido de la temperatura corporal, hipertermia, y la única opción para salvaguardar la salud de los deportistas consiste en reducir la producción de calor disminuyendo la intensidad del ejercicio.

Con esto, hemos dado un pequeño repaso y estamos preparados para pasar a la siguiente entrada con los siguientes puntos: Consideraciones prácticas en situaciones térmicas extremas. El antes, durante y después del ejercicio

Hasta entonces, haced vuestros comentarios, divulgad y dadme vuestra opinión. Citad fuentes, es bueno para todos. Hasta la próxima entrada, continuando con el estrés térmico, como siempre: ¡Buen entreno!

Blog Ex Notitia Victoria por Raquel Blasco Redondo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivadas 3.0 Unported.

Referencias bibliográficas

1)      Below PR, Mora-Rodriguez R, Gonzalez-Alonso J. Fluid and carbohydrate ingestion independently improve performance during 1 h of intense exercise. Med Sci Sports Exerc 1995;27:200-10

2)      American College of Sports Medicine. ACSM Position Stand on Exercise and Fluid Replacement. Med Sci Sports Exerc 1996;28

3)      Casa DJ, Armstrong LE, Hillman SK, Montain SJ, Reiff RV, Rich BSE, Roberts WO, Stone JA. “National Athletic Trainers’ Association Position Statement. Fluid replacement for athletes” J. Athletic Training. 2000; 35(2):212– 224.

4)      Grupo de Trabajo sobre nutrición en el deporte de la Federación Española de Medicina del Deporte. Consenso sobre bebidas para el deportista. Composición y pautas de reposición de fluidos. Documento de Consenso de la Federación Española de Medicina del Deporte. Arch Med Deporte. 2008, XXV; 126: 245-258

5)      Cheung S. S., McLellan T. M., Tenaglia S. “The thermophysiology of uncompensable heat stress: Physiological manipulations and individuals characteristics” Sports Med 2000; 29 (5); 329-359

Acerca de Raquel Blasco Blog

Doctora en Medicina. Internista de profesión y vocación. Trabajo con y para la salud del deportista.Profesora en Ciencias de la Salud. Avalada por el Consejo Superior de Deportes para la lucha antidopaje. Últimamente en la red 2.0 divulgando en Salud, actividad física, deporte, rendimiento físico, etc.. A la búsqueda siempre de un objetivo: la salud a través de la actividad física y si se puede....mejorar el rendimiento deportivo. Un lema: Ex notitia victoria - Saber para vencer. Cuanto más conozcamos, más posibilidades tenemos de mantener nuestra salud. También me podéis encontrar en Twitter @RaquelBlascoR y en el Blog http://blogentrenamientoynutricion.com/ Es importante que aprendamos juntos y lo vamos a hacer.
Esta entrada fue publicada en Ayudas ergogénicas, Deshidratación, Hidratación, Patologías térmicas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Reposición de fluidos en situaciones térmicas extremas. Parte 1. Factores que influencian la reposición de fluidos

  1. María Añíbarro dijo:

    Comparto Raquel, como siempre me parece muy interesante lo que dices🙂

  2. Gracias,María. Para eso está, para difundir. La siguiente entrada a ver si la puedo sacar este viernes, antes de vacaciones😉

  3. Dr. J. F. Marcos Becerro dijo:

    Buen artículo

  4. Raúl dijo:

    Muy buen artículo, con el verano afloran las marchas BTT y con este calor es importante saber hidratarse. Me gustaría saber Raquel también tu opinión de como evitar los calambres en marchas largas. Gracias

  5. Pingback: El reto de la adaptación térmica. Actividad física, deporte y reposición de fluidos en diferentes circunstancias | Raquel Blasco Blog Ex notitia victoria-Saber para vencer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s