La enterocolitis del atleta de ultraendurance ¿La isquemia intestinal del runner?

La enterocolitis del atleta de ultraendurance. ¿La Isquemia intestinal del runner?

Hola a todos. Cuando preparé para el programa ‘No limits’ de Acento Robinson sobre los aparentemente ‘No limits’ que se plantean en las competiciones algunos deportistas de ultraendurance no pensé que iba a dar tanto juego, ni que iba a hacerme plantear tantas cuestiones en la adaptación de un organismo al esfuerzo…Por cierto, que tenéis acceso al audio completo del programa en el link y el podcast que os paso http://www.cadenaser.com/rssaudio/acento-robinson.xml http://www.cadenaser.com/deportes/audios/acento-robinson-2013-limits/csrcsrpor/20130518csrcsrdep_11/Aes/

Comentamos en dos entradas pasadas en este blog: “La fatiga cardíaca en el deportista de ultraendurance I y II” https://raquelblascor.wordpress.com/2013/05/07/la-fatiga-cardiaca-del-deportista-de-ultraendurance/ y

https://raquelblascor.wordpress.com/2013/05/22/alteraciones-funcionales-y-estructurales-del-corazon-derecho-en-el-deportista-de-ultraendurance-la-fatiga-cardiaca-del-deportista-de-ultraendurance-ii/ que existen datos epidemiológicos que sugieren que volúmenes muy altos de actividad física podrían asociarse a un incremento en el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular (1) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7707624 y que existen numerosas publicaciones que evidencian que una actividad física de gran volumen o extenuante podría relacionarse con disfunción miocárdica (2) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16554314 y/o elevaciones de marcadores de daño miocárdico (3) http://www.clinchem.org/content/49/5/831.full

294772_10152839277135346_1447977748_n

Pero poco hemos hablado de las repercusiones que la enfermedad cardiovascular puede llegar a tener sobre otros órganos o sistemas y en concreto, sobre el aparato digestivo, que es a lo que nos vamos a referir en esta entrada

Por otro lado, si me permitís, me gustaría dedicar esta entrada  a LA AVENTURA DE LAS CUMBRES DE MÁS DE DOS MIL METROS DE CASTILLA Y LEÓN. Una aventura en la cual dos grandes amigos míos Eloy Santín y Nacho Sáez el pasado domingo 22 de septiembre, y que tras 1.500 horas de actividad o  casi 2.500 kilometros acumulados en las botas de montaña de sus protagonistas,  caminando, corriendo, esquiando, escalando o, andando en bicicleta, haciendo la cima del Espigüete, en la provincia de Palencia, pusieron el broche final a un proyecto personal iniciado hace siete años y que se planteaba el objetivo de alcanzar los más de 430 picos de entidad que superan la barrera de los dos mil metros de Castilla y León. 

IMG-20131001-WA0000 (2)

Con esta misma filosofía desarrollaron también el programa “Tocando el Cielo”, una iniciativa de integración social que llevó a un grupo de personas con discapacidad a coronar la montaña más alta de cada una de las nueve provincias de Castilla y León .

IMG-20131001-WA0002 (2)

Os animo a todos a que visitéis su Web www.dosmilescastillayleon.com ya que así es como formar, un poco, parte de su “cielo”

Bueno, sin más, empezamos:

La huella del oso

Estos días he tenido el privilegio de salir al monte, “a tocar el cielo” con unos grandes amigos, conocedores como nadie de la montaña y más concretamente de la montaña de León, que me han llevado de la mano a disfrutar y a aprender de la naturaleza que nos rodea

En estos paseos se observan muestras biológicas, pelos y excrementos de animales, y de forma aparentemente simple inician a los novatos mientras catalogan huellas, frutales desmochados y, con mucha suerte, señales de paso del “Oso”; sí, del “Oso” con mayúsculas (troncos de corteza pelada allá donde se rascan el lomo para espulgarse y marcar territorio, excrementos, etc…)

Aunque en la mayor parte de las ocasiones se ve a estos hermosos animales en foto, tuvimos la inmensa fortuna de ver a un macho joven (de unos 18 meses, según decían los expertos que nos lo enseñaron) empujando una peñona de unos 30 kg hasta tirarla, para después saciarse con las larvas que probablemente encontró debajo de ella

Forrajeando, furtivo, moviéndose como una sombra, confundiendo su pelaje con la fronda de los bosques del triángulo astur-cántabro-leonés y también de la zona norte de la provincia de Palencia: es el oso pardo¡ Otra especie emblemática al borde del abismo por la presión humana!

Los expertos en seguir la pista del oso, forrajeador experto, saben muy bien que cuando este espléndido animal se ve sometido a presiones o cuando deambula para encontrar comida de manera extenuante, cambian sus deposiciones de manera drástica. Éstas se hacen mucho menos densas, a veces líquidas y en ocasiones, cuando la fatiga es extrema, llegan a ser sanguinolentas

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La enterocolitis del corredor de largas distancias. Dicho de otra manera, la patología digestiva del corredor de fondo

Octubre es el mes de las maratones, el mes de las pruebas largas por excelencia, de las carreras de montaña, de la recompensa de los largos entrenamientos del verano. Atletas populares y de élite se dan cita estos días en las pruebas más duras para el corredor de fondo. Quiero aprovechar esta entrada para recordaros una de las patologías más comunes en el corredor de largas distancias: la patología digestiva.

Entre el 30 y el 80 % de los corredores de maratón sufren molestias digestivas (náuseas, vómitos, ardor de estómago, calambres abdominales, urgencia rectal, diarrea, etc…). Os paso alguna bibliografía por si estáis interesados (4-6) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/1439391 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/14980141  http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2302987

Causas de la enterocolitis del corredor de fondo

La causa de esta patología digestiva no está del todo clara y fundamentalmente se desconoce la importante variabilidad de presentación, no sólo entre distintos corredores, sino también en el mismo corredor entre un momento u otro de la temporada deportiva.

Lo que sí que está claro es que la presentación de síntomas digestivos se relaciona SIEMPRE CON TRES FACTORES DETERMINANTES:

1-El enlentecimiento del tránsito gastrointestinal a medida que aumenta la intensidad del esfuerzo físico (7) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/1860740

Durante el ejercicio estamos utilizando nuestros sistemas de obtención de energía y nuestro aporte del caudal sanguíneo para aplicarlos a los músculos que están activos, y obviamente dado que el sistema esplácnico (llamamos así a todo el territorio del cuerpo irrigado o nutrido por el sistema vascular que lleva sangre al aparato digestivo)no es el más importante en ese momento queda en “standby”, utilizando un mínimo de caudal sanguíneo y como consecuencia la motilidad se reducida al mínimo posible

2La deshidratación, cuando ésta conlleva una pérdida de peso corporal superior al 4% (8) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2287256

Si recordáis en una entrada pasada La deshidratación. El mayor limitante al rendimiento deportivo, hacíamos referencia a que estados mínimos de deshidratación podían llegar a producir patología grave, fundamentalmente en los órganos que reciben menor aporte sanguíneo. En este caso, queda claro que el aparato digestivo es especialmente susceptible de verse afecto https://raquelblascor.wordpress.com/2013/06/10/la-deshidratacion-el-mayor-limitante-al-rendimiento-deportivo/

942434_10152839276075346_1589715279_n

3- La isquemia mesentérica, esto es, la falta casi total de riego sanguíneo al intestino grueso cuando el esfuerzo es severo y además prolongado en el tiempo (9) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2744925

Este es el FACTOR FUNDAMENTAL. Tan importante es el descenso de la cantidad de sangre que llega al intestino grueso, que durante el ejercicio máximo el flujo sanguíneo gastrointestinal se reduce en más del 80 %, un nivel similar al del shock hipovolémico, o shock producido por una gravísima pérdida del volumen circulatorio como el que acontece en las grandes hemorragias o deshidrataciones.

Relación de la intensidad del esfuerzo y descenso del flujo sanguíneo en el aparato digestivo

Intentaremos reflejar mediante una tabla lo que estamos comentando.

En la columna “reposo” se indica el % de todo el flujo sanguíneo así como los valores absolutos (expresados en litros/ minuto) que recibe cada órgano y sistema en reposo.

En la columna “intensidad leve” lo mismo, pero a una intensidad de esfuerzo en torno a un 50% (he expresado la intensidad en % de la frecuencia cardíaca teórica máxima que sabéis que se obtiene restando a 220 la edad del individuo expresada en años)

En la columna “intensidad moderada” lo mismo, pero a una intensidad de esfuerzo en torno a un 65% (submáximo pero cercano a zona umbral en individuos no adaptados o con un nivel normal-bajo de forma física).

Y por último en la columna “intensidad máxima” similar, pero a una intensidad de esfuerzo en torno al 100%.

Modificaciones del flujo sanguíneo en relación con la intensidad del ejercicio físico

Reposo Intensidad leve 50%FCM* Intensidad moderada 65% FCM Intensidad máxima 100%FCM
% Absoluto l/min % Absoluto l/min % Absoluto l/min % Absoluto L/min
Piel 9 0,54 16 1,90 11 2,64 3 0,90
Sistema esplácnico 26 1,56 12 1,44 4 0,96 1 0,30
Riñón 22 1,33 10 1,20 3 0,72 1 0,30
Músculo 21 1,26 48 5,76 72 17,28 88 26,4
Corazón 4 0,24 4 0,48 4 0,96 4 1,20
Cerebro 12 0,72 6 0,72 3 0,72 2 0,72
Otros 6 0,36 4 0,48 3 0,72 1 0,18

*FCM= Frecuencia cardíaca máxima teórica (220-la edad del individuo expresada en años)

Esto es interesantísimo….nos vale para ver todos los “repartos” que de nuestro caudal circulatorio va a hacer el organismo a medida que las exigencias del músculo que está trabajando van a ser más y más altas…

En la tabla observamos las variaciones del gasto cardíaco (GC), es decir, de TODA LA SANGRE QUE SALE DEL CORAZÓN PARA REPARTIRSE POR EL CUERPO EN UN MINUTO. Se calcula multiplicando la cantidad de sangre que bombea el corazón por las veces que bombea al minuto (frecuencia cardíaca), de modo que el gasto cardíaco aumentará mucho a medida que vaya  aumentando la frecuencia cardíaca (si todo va bien desde el punto de vista cardiovascular)

936814_10152839281370346_1643608_n (1)

Según los datos de la tabla, podemos observar que el mayor porcentaje del gasto cardíaco (GC) en reposo lo tiene el sistema esplácnico (aparato digestivo incluyendo páncreas, hígado y bazo), el riñón y el músculo

Sin embargo, a medida que aumenta la intensidad del esfuerzo, el músculo va acumulando una mayor proporción del GC. Necesita mayor cantidad de sangre para estar activo y va pasando del 21% en situación basal al 88% de TODO EL GASTO CARDÍACO en trabajo máximo.

Aunque el cerebro inicia con un 12% y acaba en situación extrema con un 2%, la cantidad absoluta de sangre que le irriga es similar (aproximadamente 0,72 l/minuto)

Sin embargo, el corazón tiene una exigencia muy superiores y a pesar de que acaba con el mismo 4% del total con el que se inició, al haber ido aumentando mucho el GC termina por recibir casi 6 veces más de lo que recibía en reposo

Algo parecido sucede con el caudal sanguíneo que circula por la piel y el tejido celular subcutáneo que inicia con un 9% y pasa a un 3%. Sin embargo, el volumen total de sangre se duplica prácticamente a medida que aumentamos el esfuerzo, pasando de ser 0,54 l/min a 0,90 l/min. Este dato nos explica la imperiosa necesidad que tiene el cuerpo de exteriorizar al máximo el caudal sanguíneo a fin de irlo refrigerando durante el máximo esfuerzo, para evitar el calentamiento del núcleo interno

Sin embargo, tanto el sistema renal como el esplácnico a medida que aumenta la intensidad del ejercicio experimentan una drástica reducción de caudal tanto en valores absolutos como relativos. Siendo en el caso del sistema esplácnico el descenso del 26% al 1% y en valores absolutos pasa de 1,56 l/min a 0,96 l/min, situándonos en situación de hipovolemia franca, esto es, de falta de riego sanguíneo casi por completo

Si a esto añadimos una alteración en los vasos mesentéricos (que son los que irrigan al intestino), o lo que es altamente frecuente, una disminución del caudal circulatorio o hipovolemia debida a la deshidratación, pasamos a situarnos en franja de isquemia gastrointestinal,  de auténtica falta de riego sanguíneo al aparato digestivo que podría explicar la patología digestiva aguda del corredor de fondo

420045_10152839283000346_836825008_n

Sangrado digestivo y esfuerzos al límite

Según esto, la falta de riego sanguíneo durante el esfuerzo es la responsable de las molestias digestivas del corredor de largas distancias (náuseas, vómitos, ardor de estómago, calambres abdominales, urgencia rectal, diarrea, etc…) y además esa isquemia gastrointestinal, parece ser la responsable del sangrado oculto digestivo que se  encuentran hasta en un 82,4 % de los corredores de maratón. En estos casos además, el omeprazol ha demostrado ser escasamente útil en su prevención

Si a todos los corredores de largas distancias se les hiciera una panendoscopia precoz (esto es una endoscopia en todo el aparato digestivo alto y bajo, en las 48 horas siguientes a la carrera) demostraría con frecuencia gastritis erosiva (24%) y/ocolitis isquémica, o sea por falta de riego. Estas lesiones son transitorias, muy transitorias, de manera que si los estudios se realizan a partir del tercer día, prácticamente todas han desaparecido….pero nos explica una de las causas de la anemia o al menos de la ferropenia del corredor de fondo

En las panendoscopias precoces realizadas a corredores de fondo con diarrea sanguinolenta, se pueden observar signos de colitis isquémica a todos los niveles, aunque la zona más distal (más cerca del sigma) es la más frecuentemente afectada

Imaginaos ahora lo que ocasionalmente hemos tenido oportunidad de ver: estos hallazgos añadidos al cortejo sintomático del agotamiento generalizado (gastritis hemorrágica, hematuria microscópica a veces francamente evidente, rabdomiolisis, es decir, destrucción de la fibra muscular con edema,  y empastamiento de las extremidades inferiores….) Es un cuadro que nos hace reflexionar

954775_10152839274565346_1081732995_n

No quiero de ninguna manera ser demoledora en estas afirmaciones, pero pretendo dejar muy claro que debemos considerar la diarrea del corredor de fondo como una diarrea de causa isquémica. No obstante, y aquí viene la importancia de esta entrada, además de la isquemia, en el sangrado digestivo de los corredores, pueden mediar otros factores como el trauma mecánico intestinal, la ingesta de fármacos Y LA DESHIDRATACIÓN

El uso de antiinflamatorios es habitual entre los corredores. Estos fármacos no sólo son erosivos para las paredes del estómago sino que además  pueden potenciar la isquemia intestinal

La mejor prevención: la hidratación

Por todo lo anteriormente expuesto parece lógico pensar que algunos atletas (especialmente algún atleta popular, de los que siempre andamos decidiendo a última hora si nos apuntamos o no a alguna competición dependiendo de lo que hayamos podido entrenar)  pueden presentar afección del tránsito intestinal, tras una prueba de larga distancia. Si a esto le añadimos una cierta edad, una presunción de isquemia generalizada (mal riego generalizado por edad o por alguna enfermedad previa o hipertensión arterial o moderado sobrepeso o….) incluso en fases iniciales, un día de mucho calor de inicios de otoño (veranillo de S. Miguel, como el que acabamos de pasar) y, por tanto, posibilidades de cierto grado de deshidratación, tenemos todos los ingredientes de un cóctel ciertamente peligroso, que por otro lado, nos puede ayudar a sospechar alteraciones en el sistema cardiovascular de los runners

A propósito de la hidratación más adecuada, os remito nuevamente a las recomendaciones que ya he resumido para vosotros en varias entradas previas de este blog.

Merece la pena seguir poco a poco mejorando nuestro “arte” de hacer deporte y actividad física, y a un precio tan barato (de momento) como el de una buena hidratación a tiempo

Muchas gracias por vuestra colaboración y seguimiento. Citad fuentes, siempre es bueno para todos. Y como siempre: ¡Buen entreno!

Fotografía: web Maratón de Zegama http://www.zegama-aizkorri.net/web-eu/default.aspx, fuente propia

Blog Ex Notitia Victoria por Raquel Blasco Redondo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivadas 3.0 Unported.

Referencias bibliográficas de los enlaces

 1) Lee LM, Hsieb CC, Paffenbarger RJ, Exercise intensity and longevity in men. The Harvard Alumni Health Study. JAMA 1995; 273 (15): 1179-8

2) Neilan TG, Yoerger DM, Douglas PS, et al. Persistent and reversible cardiac dysfunction among amateur marathon runners. Eur Heart J. 2006;27(9):1079–8

3) Herrmann M, Scharhag J, Miclea M, Urhausen A, Herrmann W, Kindermann W. Post-race kinetics of cardiac troponin T and I and N-terminal pro-brain natriuretic peptide in marathon runners. Clin Chem. 2003; 49(5):831–4.

4) Halvorsen FA, Ritland S. Gastrointestinal problems related to endurance event training. Sports Med. 1992 Sep;14(3):157-63.

5) Simons SM, Kennedy RG. Gastrointestinal problems in runners Curr Sports Med Rep. 2004 Apr;3(2):112-6.

6) Baska RS, Moses FM, Graeber G, Kearney G  Gastrointestinal bleeding during an ultramarathon  Dig Dis Sci. 1990 Feb;35(2):276-9.

7) Lampe JW, Slavin JL, Apple FS  Iron status of active women and the effect of running a marathon on bowel function and gastrointestinal blood loss Int J Sports Med. 1991 Apr;12(2):173-9.

8) Rehrer NJ, Beckers EJ, Brouns F, ten Hoor F, Saris W. Effects of dehydration on gastric emptying and gastrointestinal distress while running. Med Sci Sports Exerc  1990 Dec;22(6):790-5.

9) Rehrer NJ, Janssen GM, Brouns F, Saris WH. Fluid intake and gastrointestinal problems in runners competing in a 25-km race and a marathon. Int J Sports Med  1989 May;10 Suppl 1:S22-5.

Acerca de Raquel Blasco Blog

Doctora en Medicina. Internista de profesión y vocación. Trabajo con y para la salud del deportista.Profesora en Ciencias de la Salud. Avalada por el Consejo Superior de Deportes para la lucha antidopaje. Últimamente en la red 2.0 divulgando en Salud, actividad física, deporte, rendimiento físico, etc.. A la búsqueda siempre de un objetivo: la salud a través de la actividad física y si se puede....mejorar el rendimiento deportivo. Un lema: Ex notitia victoria - Saber para vencer. Cuanto más conozcamos, más posibilidades tenemos de mantener nuestra salud. También me podéis encontrar en Twitter @RaquelBlascoR y en el Blog http://blogentrenamientoynutricion.com/ Es importante que aprendamos juntos y lo vamos a hacer.
Esta entrada fue publicada en Deshidratación, fisiología del esfuerzo, Patología digestiva, Prevención, Ultraendurance y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La enterocolitis del atleta de ultraendurance ¿La isquemia intestinal del runner?

  1. Dr. J. F. Marcos Becerro dijo:

    Buen artículo y buenos consejos

  2. pcr35 dijo:

    Muy interesante! Conozco a atletas de ultrafondo que tienen este problema. Yo he participado en más de 70 carreras de 100km y en muy contadas ocasiones he tenido estas molestias en carrera (en las de más de 12h alguna vez). Supongo que me ha ayudado el que siempre haya cuidado mucho la alimentación y hidratación antes, durante y después de carrera. Igualmente tendremos en cuenta esta info para que no nos ocurra. Gracias por su divulgación.

    • Muchas gracias, me alegro que sea útil. Exactamente, mantén bien cuidada y atendida la hidratación (y eso forma parte del plan general de alimentación) y así ya tenemos mucho avanzado
      Divulga, es importante!
      Un cordial saludo
      Raquel

  3. Nachotrota dijo:

    Bien buen articulo,aun asi nada es imposible,el ultracorredor dave horton padecia y padece colitis ulcerosa,y aun asi gano garrreras como la hardrock 100 miles…aun con brotes de dicha enfermedad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s