MICROBIOTA, INMUNOMODULACIÓN Y DEPORTE. ¿Existe la magia?

MICROBIOTA, INMUNOMODULACIÓN Y DEPORTE. ¿Existe la magia?

Hola a todos, entramos en la temporada de frío, del inicio de temporada con “bajones de defensas” y con búsqueda de remedios más o menos eficaces para evitar los daños colaterales de un parón “precisamente ahora”

Vamos a intentar dar un repaso sencillo a los más conocidos inmunomoduladores y a la evidencia científica que existe de su eficacia (o no….)

En esta primera entrada hablaremos de la microbiota y su modulación, dejado para dentro de muy poco otros más….cómo podría decir….más discutibles

Lo primero presentar el producto: Inmunomoduladores: Microbiota, prebióticos, probióticos….

Los probióticos son microorganismos vivos que tras su ingesta ejercen beneficios para la salud que no tienen que ver con un efecto nutritivo, mediante la potenciación de la inmunidad celular del individuo

Las bacterias con actividad probiótica son en general lactobacilos y bifidobacterias, ciertas clases de escherichia y otros organismos no bacterianos como el sacaromices boulardii

Las dos especies principales utilizadas comercialmente son lactobacillus acidophilus y Bifidobacterium bifidum. Los probióticos se pueden obtener de los alimentos, principalmente productos lácteos (yogur y leche) y de los suplementos comerciales. Los alimentos son una mejor opción debido a los efectos sinérgicos entre los compuestos de los alimentos y cultivos probióticos (1)

IMG_4333

Los prebióticos son sustancias de origen vegetal que incorporadas a la dieta, llegan al intestino, y pueden servir de sustrato, y por lo tanto de promotores del crecimiento, a las bacterias allí presentes. Los más eficaces son los fructooligosacáridos (FOS), seguidos de la oligofructosa y de la maltodextrina. Todos ellos se encuentran presentes en alimentos como la cebolla, el trigo, los plátanos, la miel y el ajo. También se pueden sintetizar artificialmente desde la sucrosa, tal y como se realiza en los preparados comerciales hidrocarbonados eficaces en la población que realiza esfuerzos intensos (2) (esa magnífica dextrina presenta en la mayoría de las bebidas de reposición hidroelectrolítica) 

El balance ecológico de la flora intestinal puede ser manipulado mediante la ingesta de probióticos o con la de sustancias que favorezcan el crecimiento de los probióticos (prebióticos) o con ambos a la vez (simbióticos)

La eficacia terapéutica de los probióticos se debe a su capacidad de fijarse a los enterocitos, lo que les permite realizar un antagonismo competitivo con gérmenes patógenos y desplazarlos. Además, los probióticos se fijan a receptores de membrana que activan la producción de citokinas.

Todo esto condiciona que sean capaces de alterar la flora intestinal, produciendo ácido láctico, bacteriocinas y péptidos antimicrobianos activos frente a patógenos como el e.coli, estreptococcus, clostridium, bacteroides y salmonella.

Con probióticos se puede llevar a cabo una estrategia de interferencia para tratar infecciones producidas por gérmenes que hayan generado resistencias a antibióticos, en pacientes imnunodeprimidos o en el paciente crítico, y en el período ventana del deportista de competición (3)

Dentro de los potenciales efectos beneficiosos podemos destacar:

Mejoría de la salud del tracto intestinal, el sistema inmunológico, la biodisponibilidad de los nutrientes, reducción de la intolerancia a la lactosa, disminución de la prevalencia de la alergia en individuos susceptibles, y reducción de riesgo de ciertos tipos de cáncer.

Hmmmm….sí, pero vamos por partes…

 Microbiota  e inflamación/inmunidad local (tracto gastro-intestinal)

La ciencia en torno al concepto de probióticos y prebióticos, de la microbiota, continúa expandiéndose. La investigación global actual está en la línea de comprender el magnífico papel que juegan los organismos comensales del aparato digestivo en su extraordinaria relación simbiótica con los seres humanos.

Los probióticos están diseñados para proporcionar funciones adicionales que pueden compensar, sustituir o agregar al intestino microbiota, y por lo tanto afectar el anfitrión directa o indirectamente a través de “cross-talk” con la microbiota intestinal y / o el anfitrión. Además, los efectos pueden ser locales en el tracto digestivo o sistémicos, esto es, en todo el cuerpo.

En principio, los prebióticos están diseñados para mejorar la microbiota intrínseca mediante la estimulación selectiva aquellos grupos que se consideran importantes para eubiosis.

Las investigaciones realizadas durante las últimas décadas han demostrado potenciales beneficios para la salud fundamentalmente en la función intestinal, incluyendo el tiempo de tránsito, absorción de determinados elementos y disminución de sintomatología y duración de la diarrea infecciosa. (Evidencia IA)

LEGUA TRASPINEDO_ (2)

Sin embargo la evidencia continúa emergiendo en datos sistémicos de salud, básicamente en estudios relacionados con que los probióticos y prebióticos tienen una influencia sobre el  sistema inmune y por lo tanto puede mejorar la resistencia a la infecciones, en particular los del aparato digestivo o el tracto respiratorio, y ayudan a mitigar las alergias, sobre todo en los lactantes y los niños pequeños (evidencia IA) (4)

La evidencia en la actualidad, se está desarrollando poco a poco para la investigación sobre el potencial de probióticos y prebióticos para impactar en otras condiciones del tracto gastrointestinal (GI), tales como colitis ulcerosa, colon irritable, enfermedad de Crohn, e incluso algunos adenocarcinomas….pero en estos campos aún la evidencia NO ES CONCLUYENTE

Microbiota  y obesidad

El nuevo papel para los prebióticos y probióticos en el control del apetito y el control de peso podría ser muy importante.  Numerosos estudio sugieren una posible relación con la presencia de enfermedades metabólicas como la obesidad y su interación con la modulación de la microbiota del individuo 

El equipo de Da Silva en 2013 (5) realizó revisiones a través de búsqueda electrónica de la literatura en las bases de datos Lilacs, PubMed, Science Direct y Scielo utilizándose las palabras clave “microbiota intestinal” y “obesidad” sobre la relación entre la microbiota intestinal y la obesidad, así como los posibles impactos del uso de pre y probióticos, a fin de conocer como ocurre esta compleja interacción. De este magnífico trabajo de revisión que os recomiendo, se halló que la composición de la microbiota intestinal promueve alteración en la homeostasis energética, en la utilización de la dieta ingerida y en el almacenamiento de los lípidos. De los estudios que evaluaron la modulación de la microbiota, siete utilizaron probióticos y 24 prebióticos, de estos cinco estudios con alimentos (yogures). El aumento de bifidobacterias tras la manipulación dietética se observó en 10 estudios, asociándose a la reducción de peso, a los efectos adipogénicos de la dieta, a la permeabilidad intestinal y a los marcadores inflamatorios.

1556381_651913598211930_1171901523_o

Se extrajeron numerosas conclusiones….pero sin duda la más atractiva es que la investigación del impacto de la microbiota en las vías metabólicas permite encontrar nuevos factores asociados a la obesidad y la modulación por pre y probióticos. En este sentido, el principal efecto observado fue un aumento de bifidobacterias, que usualmente está acompañado por la pérdida de peso y los parámetros relacionados con la obesidad.

Microbiota  y absorción de calcio. Su papel en la prevención de la osteoporosis

En el caso de los prebióticos, se presencia una evidencia más que probada con un papel bien establecido en la mejora de la absorción de calcio y por lo tanto redundando en un claro beneficio para la salud de los huesos. Todos los estudios anteriores sobre el efecto de los probióticos y el hueso han confirmado que los probióticos pueden aumentar la no sólo la densidad de la trama ósea sino también la densidad mineral ósea  a través de diferentes mecanismos y ayudar a reducir la osteoporosis por distintas vías.

En la reciente revisión (2014) de Kolsoom (6), se investigaron los posibles mecanismos de la microbiota en la salud ósea entre los animales, humanos e in vitro, pero… el mecanismo exacto de bacterias sobre la salud ósea entre humano todavía no está claro. Esta cuestión merece más estudios, aunque se conoce su eficacia

Por último….son todos iguales??

Un hecho de suma importancia tener en cuenta es que los beneficios informados de los probióticos han sido considerados SÓLO EN DETERMINADAS CEPAS Y A DOSIS CONCRETAS

De manera que tanto para el estudio de los probióticos y prebióticos, es imprescindible tener esto en cuenta. Tales estudios, aparte de establecer los efectos de cada ingrediente, deben también de tener en cuenta el mecanismo de actuación y, si es posible, llevar a una validación biológica de marcadores.

150384_450586561401_3695060_n

Quiero recordar aquí que sólo unos pocos prebióticos han establecido su eficacia  en la actualidad. De manera similar, sólo un número limitado de microbios  han sido documentados como probiótico. En todos los casos, es claro que los prebióticos y probióticos deben ser consumidos regularmente con el fin de conferir un beneficio

Protocolos. Productos. Dosis utilizadas

La dosis efectiva oscila entre 109-1010 organismos por día (es decir, 1-10 billones de bacterias). Esta concentración corresponde a aproximadamente un litro de leche acidophilus (formulación estándar de 2 x 106 unidades vivas/ml) 

El período de validez de la mayoría de los productos probióticos es de aproximadamente 3-6 semanas si se mantiene a 4ºC.

El período de validez de estos suplementos en comprimido seco (enterocápsulas) es de aproximadamente 12 meses, pero los niveles de probióticos puede disminuir significativamente durante este tiempo.

IMG_4169

Las recomendaciones más recientes sugieren que las especies probióticas conocidas deben introducirse gradualmente en la dieta, aumentando hasta los niveles diarios recomendados en un período de dos a tres semanas (7)

La concentración de bacterias en los alimentos varía enormemente y algunas investigaciones indican que los productos disponibles en el mercado no contienen bacterias vivas. Por este motivo, además de dificultades para estandarizar la dosis, conocer la viabilidad de las cepas de probióticos, falta de estandarización de la industria y problemas potenciales de seguridad, no existen en la actualidad estudios concluyentes con evidencia tipo 1 de su eficacia (8,9)

Momentos específicos de utilización

Los suplementos de probióticos pueden resultar beneficiosos para los atletas fatigados, o durante tratamiento antibiótico o con una deficiencia inmunológica identificable, pero su eficacia en el rendimiento deportivo de los deportistas cuyo rendimiento es óptimo aún está por establecerse (10,11)

Consideraciones a tener en cuenta

-Debemos de extremar la precaución de su uso en deportistas con antecedentes de problemas del tracto gastrointestinal (enfermedad celíaca, síndrome de intestino irritable…) dado que existe riesgo de aumento de la irritabilidad intestinal (12)

Volvemos a lo de siempre….no por más mejor.

 

Bueno, creo que con esto hemos hecho una revisión actualizada de la eficacia de los probióticos, prebióticos y en general de la manipulación de la microbiota como ayuda ergogénica. Espero que sirva y que nos haga revisar conceptos, a mí como siempre, ya me fue útil repasar.

Nos vemos en la siguiente entrada, que será pronto y estará dedicada a otros inmunomoduladores mucho más controvertidos, eleuterococo, inosina, timoestimulina, echinácea, etc….

Espero vuestros comentarios y si os parece, la divulgación, citando fuentes, es bueno para todos

Hasta entonces, ¡Feliz entreno!

Fotografía: M.A.Santos, J.Guerra, web del VRAC Entrepinares, web de la Zegama Aizcorri , fuente propia

Blog Ex Notitia Victoria por Raquel Blasco Redondo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivadas 3.0 Unported.

 

 

Bibliografía

  1. López-Varela, S., González-Gross, M. y Marcos, A. Functional foods and the immune system: a review. J. Clin. Nutr. (2002): 56 (Supl 3), 29-33. )
  2. Gibson, G.R. y Roberfroid, M.B: Dietary modulation of the human colonic microbiota: introducing the concept of prebiotics. Nutr. 1995 25, 1401-1412.
  3. Chandra, R.K. Nutrition and immunology: from the clinic to cellular biology and back again. Nutr. Soc. 1999. 58, 681-683.
  4. Blaut, M. and Clavel, T. (2007). Metabolic diversity of the intestinal microbiota: implications for health and disease. Journal of Nutrition, 137(3 Suppl 2):751S-755S
  5. Da Silva ST, dos Santos CA , Bressan JIntestinal microbiota; relevance to obesity and modulation by prebiotics and probiotics. Nut Hospi 2013 Jul-Aug;28(4):1039-48.
  6. Kolsoom Parvaneh, Rosita Jamaluddin, Golgis Karimi, and Reza Erfani, “Effect of Probiotics Supplementation on Bone Mineral Content and Bone Mass Density,”The Scientific World Journal, vol. 2014, Article ID 595962, 6 pages, 2014. doi:10.1155/2014/595962
  7. Corthesy B, Gaskins HR, Mercenier A. Cross-talk between probiotic bacteria and the host immune system. J Nutr. 2007; 137(3) Supl 2: 781-790
  8. Diplock, A.T., Aggett, P.J., Ashwell, M., Bornet, F., Fern, E.B., Roberfroid y M.B., eds. (1999): Scientific Concepts of Functional Foods in Consensus Document. Br. J. Nutr. 81, 1-27
  9. Sanz, J. Dalmau Los probióticos en el marco de la nueva normativa europea que regula los alimentos funcionales Acta Pediatr Esp. 2008; 66(1): 27-31
  10. Nieman, D.C: Immune response to heavy exertion. Appl. Physiol. 1997. 82, 1385-1394
  11. Montero, A., López-Varela, S., Nova, E. y Marcos, A. The implication of the binomial nutrition-immunity on sporstwomen’s health. Eur J Clin Nutr (2002): 56, (Supl 3), 38-41.
  12. Armuzzi A, Cremonini F, Bartolozzi F, et al. The effect of oral administration of Lactobacillus GC on antibiotic-associated gastrointestinal side-effects during Helicobacter pylori eradication therapy. Aliment Pharmacol Ther 2001;15: 163-9.

 

Acerca de Raquel Blasco Blog

Doctora en Medicina. Internista de profesión y vocación. Trabajo con y para la salud del deportista.Profesora en Ciencias de la Salud. Avalada por el Consejo Superior de Deportes para la lucha antidopaje. Últimamente en la red 2.0 divulgando en Salud, actividad física, deporte, rendimiento físico, etc.. A la búsqueda siempre de un objetivo: la salud a través de la actividad física y si se puede....mejorar el rendimiento deportivo. Un lema: Ex notitia victoria - Saber para vencer. Cuanto más conozcamos, más posibilidades tenemos de mantener nuestra salud. También me podéis encontrar en Twitter @RaquelBlascoR y en el Blog http://blogentrenamientoynutricion.com/ Es importante que aprendamos juntos y lo vamos a hacer.
Esta entrada fue publicada en Ayudas ergogénicas, Inmunomodulación, Microbiota, Prebióticos, Probióticos y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a MICROBIOTA, INMUNOMODULACIÓN Y DEPORTE. ¿Existe la magia?

  1. Hola Raquel,
    el uso de antiinflamatorios (sobre todo ibuprofeno) está generalizado en el mundo del deporte. En el ultrafondo ya sabes que es tremendo: hay que ver lo que se llegan a tomar algunos participantes de trails y ultratrails para controlar el dolor muscular y articular… incluso antes de sufrirlo!
    Dado que la el epitelio intestinal sufre tanto por los microtraumatismos propios del impacto de la carrera como por la toma de ibuprofeno (u otros fármacos), que pueden propiciar las hemorragias intestinales, crees que puede ser adecuado hacer reforzar la ingesta de pre y probioticos antes y después de una competición de trail y ultratrail con el objetivo de prevenir infecciones intestinales?

    • Hola, Álex, no hay nada descrito sobre que la modificación de la microbiota vaya a mejorar la isquemia mesentérica inducida por esfuerzo. La forma de prevenir los sangrados además de a través de una magnífica reposición hidroelectrolítica es evitar la ingesta de AINES en los momentos previos al esfuerzo como ya dijimos en una entrada previa este blog
      Un saludo cordial
      Raquel

  2. Pingback: El Blog de Entrenamiento y Nutrición - Dra. ‪@RaquelBlascoR‪ ‬ blog “Ex notitia victoria-Saber para vencer”

  3. Reblogueó esto en Raquel Blasco Blog Ex notitia victoria-Saber para vencery comentado:

    La actividad física MEJORA NUESTRA MICROBIOTA???
    Trabajos recientes http://gut.bmj.com/content/early/2014/04/29/gutjnl-2013-306541 demuestran que la obesidad depende en parte de nuestra microbiota intestinal, incluso existe el término infectobesidad para denotar el aumento de peso debido a la deficiente cantidad de bacterias en nuestro sistema digestivo.
    Numerosos estudios demuestran que los deportistas presentan una mayor variedad y cantidad de bacterias intestinales, especialmente con una especie de bacteria perteneciente al género Akkermansia asociada a menores tasas de obesidad. Estos descubrimientos indican que el ejercicio es otro factor importante en la relación entre la microbiota, la inmunidad del huésped y el metabolismo.

    De modo que, si quieres mantenerte en forma tanto a nivel muscular como cognitivo e intestinal ya sabes cuál es la clave, el ejercicio físico
    Volvemos a recordarlo?

    De modo que, si quieres mantenerte en forma tanto a nivel muscular como cognitivo e intestinal ya sabes cuál es la clave, el ejercicio físico. Eso sí, teniendo en cuenta la importancia de una correcta hidratación para evitar problemas mayores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s